Alive Records. Natural Sound

0
56

En estos tiempos industrializados, de lo que algunos llaman crisis, en la industria o no, o de malos tiempos para el rock and roll, como alguno dijo alguna vez, son necesarias este tipo de compañías para creer todavía en la creación artística.

Y la idea surge del francés Patrick Boissel, ex cantante y componente de Lemø, grupo de las entrañas de la movida dedicado al pop de transición, funk de órganos y rock inmovilista. Tras un pequeño episodio en el panorama comandado por Siniestro, Alaska, Aerolíneas o Derribos entre otros, el ex vocalista de Lemø, desarrolla su faceta creativa fundando Wilde Records (1985) en Barcelona.

Espacio publicitario

A comienzo de los noventa, se instala en california creando Alive Total Energy, que sería el embrión del actual Alive Records Natural sound.

Cantera de talentos, impulsor de nuevos genios, da salida a comprometidos que van por encima de cifras o estrellas en el paseo de la fama, claro ejemplo es la producción del primer disco de los ahora exitoso Black Keys – Big Come Up (Alive Records, 2002). A partir de aquí Dan Auerbach (Voz de las teclas negras) producirá muchos grupos del sello.

Grupos como los ruidosos The Bloody Hollies, la psicodelia bluesera de Radio Moscow, el garage instronico de Brimstone Howl, las voces melódicas de Buffalo Killers y Hacienda, o los ya mencionados Black Keys conforman un sello muy compacto y muy producitvo…

Para dar ciertas claves de los derroteros que sigue el bueno de Patrick es convenviente mencionar algunos de sus grupos mas dispares, para así, ir de un lado a otro de Alive.

Brimstone Howl con cuatro discos en su haber, dos últimos dentro del sello de Bossiel con la producción de Dan Auerbach, Guts of Steel (Alive, 2007) y We Came In Peace (Alive, 2008), introducen potente garage del tipo Sonics, los primeros Rolling o Fuzztones. Guitarras ruidosas, grano en el sonido, voces histéricas, potentes riffs, órganos llamativos llevando la armonía de las canciones. Grupo de cerveza en primera linea de escenario y para ser un poco gamberros, que nunca viene mal.

Para Hacienda es su debut el álbum que produce el bueno de Dan. Loud Is The Night (Alive, 2008)… maestría en las voces, conjunto armonioso de instrumentos, una linea muy beatles, Beach Boys o Byrds (como ya se dijo por aquí). Claro que con la colaboración de los genuinos Dr. Dog, que se puede esperar. Se puede, se debe esperar mucho de estos tejanos que bien podrían proclamar florecitas y palomas blancas, no los sitúen a lomos de un toro de rodeo.

En Story City se forja un dueto formado por Zach Anderson (bajo en estudio) y Parker Griggs (voz, guitarra y bateria en estudio) que lleva por nombre Radio Moscow. Del cual, por estos lares, y de la letra de un servidor se ha hablado mucho y muy bien. No hace falta tener un oído muy fino para percibir a estos dos, con la ayuda de Cory Berry en los directos, para saber que es un gran grupo.
Y eso es lo que tuvo Dan para apadrinar a estos chicos de Iowa, creando el segundo trabajo del trío Brain Cycles (Alive, 2009) a base de sonido Blues puro y duro, psicodelia made in Jimi Hendrix. Delay, Rever, Wah Wah, todo muy pictórico, bucólicas letras que se entrelazan entre riifs de guitarra largos y duros que dan paso a solos de guitarras mágicos. estamos hablando de Parker Griggs, uno de los guitarristas con más proyección del panorama y si no, al tiempo. Que cosas así se dijeron en su día de Eddie Hazel, Stevie Ray Vaughan o de Rory…

Y si no tienes tiempo, no te mola un carajo lo que estas leyendo o no te apetece andar escuchando una cosa u otra, entonces engancha cualquiera de los dos disco que le ha producido en Akron Analog, Dan Auerbach a Buffalo Killers. Con especial atención al primero, Buffalo Killers (Alive, 2006) pero sin dejar a un lado al segundo elepé Let it Ride (Alive, 2008). Toques de Blues, con menos psicodelia, armonías al estilo de Hacienda, un poquito de garage camuflado de Rock, un poco de todo cocinado a fuego lento dentro de lo que puede ser el estilo central del sello discográfico Unos buenos tipos los de Cincinnati con una buena propuesta.

Y se podría seguir hablando de The Nerves con su rock and roll que mira de refilon a la banda de Ray Davies, del último trabajo de Outrageous Cherry y hasta de un recuperado Nathaniel Mayer para el sello.

En definitiva, un sello muy dinámico, activo, una buena propuesta para los tiempos que corren. Y para que nadie se quede con la idea o la tontería de que el mercado esta obsoleto, que no se hacen cosas buenas, o que lo buenos tiempos ya pasaron.