BSO Astronautas

0
81

Ha salido al mercado la banda sonora de Astronautas, de Santi Amodeo. Las dos cosas. Es decir, la película y la música. El director de El factor Pilgrim es también miembro de Lavadora, a la sazón, creadores de la banda de sonido del ‘filme’.

Cuando oyes este disco tienes la sensación de que algún amiguete popero te ha grabado un poupurrí de canciones de sus grupos favoritos.
No es que hagan pop-rock psicodélico. Es que hacen o pop, o rock, o psicodelia, o electrónica, o alguno de estos ingredientes salteados en un mar de sintonías o diálogos sampleados. O bien hacer un instrumental a lo jazz años 20, muy bien conseguido (hay bastantes vientos en el disco).

Espacio publicitario

Algún crítico musical saldría del paso, sin equivocarse demasiado, con el término ‘eclecticismo’ o, ya en un alarde de pseudoerudición ‘heterogeneidad estilística’. Cualquiera de los dos valdría para
intentar definir los distintos ambientes que crean con tan diferentes técnicas y semejantes cambios de registros en cada canción.
Otra peculiaridad de este grupo es que creo que da igual lo que hagan, el caso es que innovan. Tímidamente, eso si. No es que puedan pretender ser la nueva vía de escape para la música actual, pero al césar lo que es del césar: estos chicos refrescan el trilladísimo mundo de los recursos del pop. Bienvenidos sean, por tanto.
No he oido trabajos anteriores (ganas me entran), pero no me sorprendería en absoluto que no se pareciera mucho a este.

También es de agradecer el buen humor que rezuma, en mayor o menor medida, cada uno de sus temas. Lo hacen de forma discreta, sin ese tono de “mirad, estoy contando un chiste, a que soy guai?”. Me asombra a veces cómo se puede ser tan macarra en una canción con melodías absoluta y deliberadamente ‘moñas’ y luego pasar a reirse un poco de el rollo ‘surf’ con un guitarreo rockero, potente y bien medido. ¿Van sobraos o se ríen hasta de ellos mismos?. En cualquier caso, el disco está bastante bien. Tengo la sensación de que va a sonar más de una y más de dos veces en mi radiocassete.