CARRETERAS PERDIDAS – FESTIVAL ABYCINE (28/09/07)

4
50

Silencio…. Silencio… No habléis…. No hay orquesta”.

Y comenzó la suite que Joaquín Pascual presentaba en homenaje a la obra de David Lynch. Un encuentro de maestros. El propio Joaquín Pascual, con Carlos Cuevas, Ana Galletero, Francisco Cuerda y José María Castillo: Travolta en conjunto, unidos a Rafa Caballero y Chema Fuertes y un coro de siete personas, desplegaron, a lo largo de un concierto poco usual de mas de cuarenta minutos, tres partes instrumentales de aparentes estructuras sencillas no exentas de grandilocuencia y emoción (especiales las partes de piano y coros), planeando sobre un montaje audiovisual preparado en exclusiva para la ocasión compuesto por varios fragmentos de películas del director y que se proyectaba simultáneamente con diálogos en versión original y subtítulos en castellano en algunos de los descansos entre las piezas que sonaron, de las que la cuarta y ultima parte, “Fuego camina conmigo”, con el Teatro Circo de Albacete (ningún escenario de la capital habría sido mejor para este acto) casi a oscuras y con la intervención vocal del propio Joaquín Pascual y Ana Galletero, resultó enorme. Un concierto muy especial sobre piezas que, quien sabe, podrían ser la base de futuras composiciones del grupo.

Al día siguiente, Ciudadano, se acercarían a la obra de Terrence Malick desde otro lugar emblemático de Albacete, el Pasaje Lodares, dentro del marco del Festival de Cine de Albacete, ABYCINE, ya entre los principales festivales nacionales dedicados al séptimo arte, un festival que desde siempre ha contado con un excelente gusto a la hora de elegir las músicas que acompañan a las obras cinematográficas programadas y seleccionadas, y que recordamos contó en anteriores ediciones con la presencia de Fernando Alfaro en acústico (2004), el genial concierto que ofreció Gonzo en 2005 (y que puedes ver desde la sección de enlaces de Video de este Blog), Surfin’ Bichos (2006) y el proyecto “Carreteras Perdidas” en la edición presente, así como con otros grupos de la escena independiente nacional: los propios Ciudadano, Ellos (que actuaban la noche del sábado) y Astrud y La Habitación Roja, que se encargarán de la clausura del Festival el próximo 5 de octubre.

Espacio publicitario

Desde Perros Felices solo podemos felicitar al creador y a quienes han participado en el concierto cinematográfico “Carreteras Perdidas” y a la organización del festival por su enorme trabajo.

Foto extraida de www.abycine.com

  • Anónimo

    Esperemos que la música sea más comprensible que las últimas películas de este estafador cinematográfico….con lo bien que empezó…..al Lynch se le ha ido la olla

  • Anónimo

    Estafador. Eso fue lo primero que se me vino a la mente viendo Mulholland Drive en cuanto terminó y mis compinches de visualización discutían sobre el sentido de la película. No tiene, no hay que darle más vueltas. Las últimas obras de Lynch son un corta-pega de imágenes y situaciones sin conexión, que pueden resultar evocadoras, poéticas… pero no cuentan nada. Al menos me congracié un poco con el señor Lynch cuando en la promoción de su última película dijo que la historia no tenía sentido, que lo que él pretendía era hacer poesía con la imagen. Pues vale (al menos así no se engaña a nadie).

  • Anónimo

    Esperemos que la música sea más comprensible que las últimas películas de este estafador cinematográfico….con lo bien que empezó…..al Lynch se le ha ido la olla

  • Anónimo

    Estafador. Eso fue lo primero que se me vino a la mente viendo Mulholland Drive en cuanto terminó y mis compinches de visualización discutían sobre el sentido de la película. No tiene, no hay que darle más vueltas. Las últimas obras de Lynch son un corta-pega de imágenes y situaciones sin conexión, que pueden resultar evocadoras, poéticas… pero no cuentan nada. Al menos me congracié un poco con el señor Lynch cuando en la promoción de su última película dijo que la historia no tenía sentido, que lo que él pretendía era hacer poesía con la imagen. Pues vale (al menos así no se engaña a nadie).