Cultura y Vanguardia, segunda edición de un festival que parece querer arraigarse

0
31


Coincidiendo con el Desencuentro bilbaíno, la sequía cultural de esta ciudad de Santander, que incluso se atreve a postular por convertirse en ciudad europea de la cultura (toda una osadía y una auténtica y evidente paradoja que no deja de asombrarme) parece aliviarse un tanto con la celebración del Festival de Cultura y Vanguardia, el ya conocido como CUVA.

Un festival que engloba conciertos, exposiciones, proyecciones cinematográficas y charlas (y hasta un mercado discográfico) y que acoge al gran John Cale en su segunda actuación en Santander en un año.

Espacio publicitario

Además de Cale, contará con la presencia de Johs Rouse, intérprete norteamericano de raíces folk y country afincado en Alicante que presentará su último álbum en Rykodisc, un recopilatorio de “grandes éxitos”; probablemente venga a tocar solito, él con su guitarra. La muy mejorable página web del festival no especifica más.

Por otro lado, se podrá apreciar el trabajo de la banda, irlandesa y de Dublín, The Gorgeous Colours, una banda de corte “indie”, con inclinaciones puramente pop, elegantes y con muchas reminiscencias sonoras. El quinteto irlandés se presenta, a priori, como un acto interesante y digno de pagar entrada.

Luego le tocará el turno a los bilbaínos Le Noise, grupo español que canta en inglés (lástima) con influencias apreciables de música norteamericana. También hay ganas de ver como este supergrupo (son ochos sus componentes) se desenvuelve en el directo, con metales, órgano, melódicas y hasta bandoneones. Personalmente, tengo especial curiosidad por descubrir de qué son capaces estos chicos, aunque, mi ineludible asistencia al desencuentro me lo impida.

También aparecerán los españoles The Rebel Orthodontics, otros muchachitos que parecen no saber que en España pues se habla castellano, aunque son casi puramente instrumentales (al menos lo que he podido escuchar); basados en el garage, en el grunge, en las guitarras y en la base rítmica más cruda. Ellos definen su sonido como “microcanciones”, temas instrumentales interpretados por solamente ¡dos personas! (padre e hija para más señas)…..¿ganas de asombrar? ¿falta de presupuesto? ¿puro divertimento?

Luego se podrá disfrutar de Low (trío norteamericano de corte intimista), de The Secret Society (grupo madrileño que insiste en cantar en inglés, guitarrero y muy de corte y pose “indie”), de los londinenses Sister……y de Josh Ritter, quizás, junto a John Cale, el plato fuerte del festival; un tío que bebe de las más clásicas fuentes de la música norteamericana y que ejecuta el clasicismo, teniendo a Dylan como referente, aunque con una marcada personalidad propia.

Por último, inclusión de dos bandas de la tierruca, los ya casi inevitables Stereotypo y los renacidos Varsovia, reminiscencias de los años ochenta.

En cuanto a las proyecciones cinematográficas destaca la película “Lou Reed Berlin” de Julian Schnabel, acerca de los conciertos que el neoyorquino celebró en Brooklyn, interpretando su álbum “Berlin” junto a una banda de auténtico lujazo, incluyendo al guitarrista Steve Hunter, al bajista habitual Fernando Saunders y a otro bajista ilustre Rob Wasserman.

Respecto a las charlas, según la poca información de la que dispongo, se centrarán el tema de los ya cansinos festivales y acerca del periodismo musical. La web no habla, por el momento, de quiénes serán los encargados de sentar cátedra.

Es encomiable contar con propuestas de este tipo (el festival cumple su segunda edición), aunque se debería apostar por la continuidad y por incluir a Santander en el circuito musical del norte. Simplemente, Santander no existe en el programa musical nacional. Propuestas musicales puntuales, muchas de ellas excelentes, nos salvan de la impotencia que los amantes de la música sentimos, muchas veces, en esta tierra culturalmente baldía y corta de miras.

[url]http://www.cuva.es/cuva/[/url]