El ‘Desencuentro Enemigo’ cierra un espectacular cartel de grupos nacionales e internacionales.

0
574
17bnsCejjr0TCLRajVHcu2RBR0oqI7ObGfUM-hLmLBE
Foto: Brais G. Rouco. http://www.braisgrouco.com

Guadalajara será este año sede de una de las citas musicales más genuinas del rock español. El “Desencuentro Enemigo”, impulsado desde hace quince años por un grupo de seguidores de la banda “Los Enemigos”, ha ido viajando cada primer fin de semana de diciembre por gran parte de la geografía nacional (de Granada a Salamanca, de Madrid a Sevilla, de Bilbao a Córdoba, así durante década y media) y este año recalará en la capital alcarreña, con un cartel de mucha altura.

A su paso por Guadalajara, el ‘Desencuentro Enemigo’, se denominará “dESENxvENTRo ENEMIGU”, haciendo referencia a su edición y cambiará su última sílaba por la primera del nombre de nuestra provincia. Denominación de origen de una tierra a la que está muy vinculado el líder de Los Enemigos, Josele Santiago. No en vano, sus miembros han pasado temporadas ensayando y componiendo en Moratilla de los Meleros.

Artemio Pérez
Artemio Pérez, primer batería de Los Enemigos, estará en el XV Desencuentro Enemigio. Fotos J.E. Gomez ( Indyrock)

El norteamericano Abstract Artimus ha sido el último en sumarse, de momento, al programa de conciertos en el que destaca Julián Maeso –ex The Sunday Drivers y uno de los artistas más aclamados del momento-, los madrileño-horchanos Sonotones, los madrileño-alcarreños Tripulante y Crucero, y Artemio, batería fundador de Los Enemigos. Próximamente se anunciará algún artista más y las Fiestas de Presentación que en noviembre se celebrarán en Guadalajara, Cabanillas, Alcalá y Madrid.

Pero los conciertos, que se celebrarán en distintos escenarios de la ciudad como el Espacio Tyce o la Sala Óxido, no serán los únicos ingredientes de este Desencuentro Enemigu. A los participantes, procedentes de todos los puntos de España (ya hay confirmadas alrededor de treinta provincias distintas) e incluso de países como Alemanía y Suiza, les une no solo su pasión por la música, sino también por la cultura en general: la fotografía, el diseño, las artes escénicas, el turismo, la gastronomía y el deporte son referentes de este certamen en el que siempre se aprovecha para dar protagonismo a creadores locales y provinciales.

Entre las actividades paralelas a los conciertos que acogerá este certamen se encuentra la vídeo exposición fotográfica “En clave de luz”, de Paula Montávez y Nando Ruiz, que supone un repaso a la música en directo en Guadalajara en la última década. La exposición “Sinergias en el corazón del ruido”, que une ilustración y poesía, a cargo de DDS (Deriva de Satélites), detrás de la cual están los creadores Ber Regueiro (Betanzos) y Jesús Amado (Segovia). Y una muestra fotográfica de Brais (Barcelona) acerca de Los Enemigos y el último Desencuentro en Albacete.

Whiplash
Proyección de “Whiplash”, de Damien Chazelle

Colectivos como el Espacio Karaba y el Cine Club Alcarreño también aportarán su granito de arena. Los primeros, abrirán su magnífico local donde se celebrará la recepción-bienvenida de los participantes en lo que ellos llaman “Viandas”, con demostraciones culinarias de todos los puntos desde donde vienen, y los segundos, incluyendo la proyección de “Whiplash”, de Damien Chazelle, los días 1 y 2 de diciembre.

El Desencuentro pretende, además, dinamizar el sector hostelero, comercial y gastronómico de las ciudades que visita, en este caso Guadalajara, así como cooperar con distintas asociaciones y colectivos guadalajareños. Y mediante el acuerdo alcanzado con distintas empresas, se aprovechará para dar a conocer los productos de nuestra provincia. Es el caso de la emergente y nueva cerveza artesana asentada en nuestra provincia “Vulturis Beer”, de Quer.

La imagen del Desencuentro Enemigu también nace de la mente y las manos de un diseñador local, Carlos Trallero, autor entre otras de la imagen del Festival Gigante. En él se aprecia un paracaídas -en clara referencia a una de las canciones más significativas de la banda y que es un alegato sobre la amistad– y de él cuelga una raspa, símbolo habitual de Los Enemigos. El primer guiño a nuestra provincia se aprecia en que la cola es representada por la provincia de Guadalajara. Además, el lugar y la fecha, están puestos sobre sendos panales. Para terminar, usa la tipografía del festival Kavanijazz y el color morado típico de nuestra tierra. La nota interna la pone el “Txapelpixel”, obra de Karramarro..

 

Foto portada: Brais G. Rouco