El mañana de Luis Alberto Spinetta

0
63

[img]http://www.requesound.com/imagenes/spinetta1.jpg[/img]

Siempre he sentido debilidad por el rock argentino, desde los días de la infancia en los que escuchaba ese rock and roll en castellano que interpretaba Tequila, en los días de “Aplauso” y el concurso de baile del Fradejas. Por aquélla época, casi no existía rock en español y los argentinos nos llevaban años luz

Espacio publicitario

Spinetta es toda una institución musical en Argentina. Con cuarenta años de carrera, este hombre forma parte de la historia del rock en castellano, con unos textos intrincados, poéticos y profundamente subjetivos, muchas veces crípticos, pero siempre hermosos. Un músico insobornable que apenas concede entrevistas, recluido en su casa, dedicado a su arte, a sus hijos y, sobre todo, a sus nietos

Ahora lanza “Un Mañana”, un disco cristalino y esperanzado.Escrito alrededor de una tragedia, el accidente en el que perecieron nueve niños, compañeros de escuela de su hija Vera: “Yo la he visto a mi hija Vera aullar cuando sucedió… Qué se yo, nunca me pasaron cosas así. Quizás no hubiera tomado conciencia de no ser por ella. Los padres, cuando se juntaron conmigo, me preguntaron: “Si Vera no fuera al mismo colegio que los chicos, ¿nos ignorarías?” Y yo les dije: ‘Y, la verdad que posiblemente…’”

“No es que el disco esté hecho por eso ni para eso, sino que estoy ingresando en una causa muy importante como es la tragedia de Santa Fe y, sobre todo, el proyecto Conduciendo a Conciencia. Lo estoy transportando al disco para que eso concientice. Hay que entender que este disco tiene muchas connotaciones de carácter afectivo, emocional. Hay algo de pérdida y algo de nacimiento en él.”

Con los músicos Claudio Cardone (teclados), Nerina Nicrota (bajo) y Sergio Verdinelli (batería), Spinetta regresa desde la tranquilidad de su casa para entregarnos otro trabajo inmaculado. Todo una institución del rock en castellano. Y todo un sentimiento: “Hay una esperanza de que cambie el viento/ el que fue ladeando todas las acacias aquí”.