Elvis Costello y sus Impostores publican un nuevo disco, grabado y mezclado en únicamente una semana

2

Elvis Costello siempre ha sido un trabajador infatigable. Poseedor de una carrera musical envidiable, conocedor de la música popular de manera casi obsesiva, catador de muchos palos musicales, ha decidido sacar nuevos temas en un disco titulado “Momofuku”

Bajo ese extraño término se esconde el nombre del inventor taiwanés de las sopas de fideos (“noodles”) instantáneas. El propio Costello así lo afirma en su página web, en unos suculentos comentarios acerca de la creación del disco. El álbum ha salido ya únicamente en vinilo, por orden expresa de Costello, quien cree, todavía, en este mundo invadido por los sonidos digitales y electrónicos, que el vinilo es el formato musical que mejor suena, que la aguja sobre el surco produce el sonido para el que fue destinado la música. Y yo estoy de acuerdo, por supuesto.

El chispazo del disco surgió cuando Costello fue invitado a grabar con Jenny Lewis, cantante y actriz estadounidense, miembro del grupo Rilo Kiley. En esas grabaciones, Costello, junto a dos de sus Imposters, empezó a dar forma a sus nuevos temas y venciendo sus recientes reticencias a grabar un nuevo disco, alquiló el estudio Sound City de Los Angeles y se encerró con su banda durante seis días para dar forma a sus nuevos temas

El álbum entronca con la vena rockera de Costello y existen colaboraciones como la propia hija de Pete Thomas – baterista de The Imposters y antigüo Attraction- Tennessee, el guitarrista Jonathan Wilson, David Hidalgo de Los Lobos y la propia Jenny Lewis haciendo algunos coros y harmonías vocales

El álbum se grabó y mezcló únicamente en siete días, lo que da una idea de la inmediatez de los temas, de su sonido directo y descarnado. Aunque el vinilo incluya, astutamente, un código para la descarga digital de los temas, esperaremos que, algún día del mes de mayo, el CD salga a la venta

Costello y sus Impostores nos regalan, una vez más, un álbum de música viva, intensa, urgente, inmediata. La finalidad de Costello siempre fue la verdad. La verdad musical en este caso.

“Momofuku”, Elvis Costello & The Imposters está publicado en vinilo por LostHighway Records

[img]http://www.heineken.es/fotos/ELVIS-COSTELLO1G.jpg[/img]