Este fin de semana en Microsonidos

0
56

Viernes 5 de febrero en la sala 12yMedio

 

Espacio publicitario

Jonjo Feather (UK)

Los talentos únicos se ven a la legua. Solo tienes que echar un vistazo a un video de Jonjo Feather y ver que el chaval lleva de serie todo lo necesario para ser estrella del rock: Seguridad, personalidad, un toque raro, sensualidad.

Jonjo Feather es ese hombre. Lo toca todo. Todos los palos: Folk, rock, funky, electrónica. Los bate bien con sus golpes de cadera y guitarrazos que ni Paul Weller. Toca todos los instrumentos. Los que existen más los que se ha inventado fusionando aparatos de teléfono con instrumentos, de los que saca un sonido sucio. Y con los que un día va a llamar a Beck y le va a decir: eh tío, It’s my time, ha llegado tu hora.

Jonjo es el hombre que hay que conocer. Y en persona mejor. Así puedes decirle a las chicas que se enamoran de él: después te lo presento. En Inglaterra están a punto de nombrarlo hijo predilecto. Espera que se radie su disco “Is or ok?” y verás. Un título que no podría ser más murciano, ¿E’ o qué?

 

Jugoplastika (Madrid-Vigo)

Jugoplastika aman el basket. Su nombre es el nombre de un equipo croata de basket. Si hubiera un Draft del rock, Jugoplastika podrían ser los Gasol del indie patrio. Aunque no han conquistado América todavía.

Con su nuevo disco “The 6th is the 7” ya podrían. Para hacerlo se han comido de un bocado todo lo mejor del indie de los 90s: Weezer, Pavement, Guided by Voices. Y para que esto no se confunda con el cacharrero pop español de los 90s. Jugoplastika llevan en las muñecas el nervio fuerte de las guitarras rápidas marca Strokes. El resultado son himnos sólidos de los que te obligan a levantar el puño, o las dos manos, como si fueras a meter un triple. ¡La vida puede ser maravillosa, jugoplastika!

 

Inkeys (Murcia)

Inkeys llevan años sin dormirse en los laureles del pop, gestando un álbum que ya está completamente formado, con la colaboración de Raúl de Lara. A la espera de una Cesaria que dé a luz la criatura, que va a nacer con ojeras. Porque se llamará “11 razones para perder el sueño”. Ahí van unas cuantas: 1. Una noche de copas con J. de Los Planetas, 2. Un examen de física cuántica 3. Tener a alguien moviéndose mucho entre tus sábanas, 4. Un fin de semana en el camping del FIB 5. Una fiesta de los vecinos, a la que es mejor sumarse, 6. Estar toda la noche escribiendo una canción tan bonita como “inequívocamente” 7. Algo tan triste como un turno de noche 8. Esperar a que te respondan los amigos por el Facebook 9. Tener a los 3 guitarristas de Inkeys tocando en tu salón, 10. O en el 12&Medio, 11. Descubrir que el indierock es la fórmula perfecta para hacer canciones sensibles y transportarlas con energía a un concierto.

 

 

Sábado 6 de Febrero en 12yMedio

 

The Braslips (Murcia)

Los Braslips son una colisión cósmica de mentes divergentes convergiendo en el sudor de unos calzoncillos grasientos. Tres mentes incorruptibles que elevaron a la categoría de arte la corrupción mental y física de menores. Los Braslips pasaron por el cielo murciano como una gran bola de fuego saliendo por el tubo de escape de un Cadillac del 57 o una Lambretta. El violento poder del rock’n’roll, que dominaban a la perfección, sumía sus actuaciones en auténticas orgías de sangre, sudor y química lisérgica. Los Braslips fueron el gran corte de mangas, el fuck off tremendo a todo lo aburrido y muerto que dominaba Murcia en los 90s. Ahora, con  los huevos de oro más gordos que se hayan visto jamás rellenando unos slips, vuelven a reunirse por un día, porque sí. Porque su reunión de hace 3 años supo a poco. Porque siempre sabrá a poco. Porque en el mundo Braslips no hay principios ni finales y todo puede pasar. ¿Quién lo sabe? Lo mismo en el 2020 regresan con álbum y gira mundial. ¡Hasta entonces a sudar al 12&Medio!

 

Margarita (Madrid)

El nombre es tan naïf que lo primero que piensas de Margarita es que aquí hay trampa. No hay trampa. Hay tralla. Rabia catalizada en expresiones de júbilo, que ni un niño con virtudes de astronauta en un parque de atracciones. Su disco ‘Parque Mágico’ es el disco más liberador y “desacomplejador” que ha salido en España en años. Después de oírlo, cualquier otro grupo de rock patrio actual debería replantearse si es momento de seguir imitando a los Beatles.

Parque Mágico son 11 canciones volátiles y analgésicas como una aspirina efervescente. 21 minutos que a Mogwai le darían para una intro. Marcianazas posthardocre, condensadas en no mucho más de 60 segundos. Para qué más, si en un minuto hay 60 melodías, 60 cambios de ritmos llenos de vitalidad, que o te abren la mente o una úlcera de estómago. No se puede ser más “poliédrico” que dirían en las revistas especializadas. Margarita son los madrileños llamados a disolver las manifestaciones del foro de la familia. Margarita son Punk para hoy. Hambre para carcas.

 

Los Alambres (Murcia)

Los Alambres, expertos en guerra psicológica, con la misma filosofía de control mental con la que la CIA torturó a Manuel Noriega. Pretenden acabar sí o sí con la artificial decencia que prima en las relaciones diplomáticas entre terrícolas. Con las técnicas del marketing empresarial más agresivo, que ha elogiado el propio Rupert Murdoch, eliminarán la competencia leal a los valores del antiguo régimen pop. Formando una nueva casta de metasurferos castrenses y Punks de diseño sintético, aplacarán las manifestaciones de conformismo gen