Josele y sus golondrinas.

0
56

Josele Santiago, líder y alma mater de los desaparecidos Enemigos, volverá a escena bajo el sello Virgin el próximo 2 de Febrero con la publicación de su primer disco en solitario titulado “ Golondrinas etcétera “ ; en cuya primera edición incluirá un DVD con imagenes de la grabación y versiones alternativas de las canciones.
Después de casi dos años de silencio artístico regresa, el maestro de interior atormentado y voz aguardentosa, mucho más reposado y con una banda de auténtico lujo formada por el ex Ronaldos Ricardo Moreno (batería), Luca Frasca (piano y Hammond), Pablo Navarro (bajo) y el ex Golpes Bajos Pablo Novoa (guitarras); contando en la producción con la ayuda de Nacho Mastretta .

En cuanto al listado y temática de las canciones, desde su compañía de discos se anuncia que “desde la atalaya de la experiencia, Josele Santiago , Maestro Pocero anuncia su renacimiento toreando la más asesina de las vidas, la del artista (“Ole Papa”) propenso a toda clase de vicios (“Tragón”). Los textos, páginas de un diario hablado que combina la amargura de J. M .Coetzee con su impagable sentido del humor, abrazan una madurez irreversible. Inútil buscar equivalentes porque, como demuestra su versión de “Con las manos vacías” (Chavela Vargas), lo que siempre ha movió al literato es, en cada una de sus expresiones, la poética de la música popular y su singular adaptación al rock. En este sentido, canciones como “Viento Sur”, “Cuatro días” o “Mi prima y sus pinceles” remiten sólo a los auténticamente grandes: Tom Waits, Neil Young o Elvis Costello”.

Espacio publicitario

La verdad que la espera ha sido larga. A muchos nos ha costado fe, paciencia y más de una cerveza, pero ha valido la pena para sentir que la sangre aún nos hierve mucho más que antes. Y es que las letras de Josele van más allá de lo temporal o anecdótico para convertirse en la mejor expresión del interior del ser humano, de sus alegrías y tristezas, de sus penas y esperanzas; sentimientos con los que muchos de nosotros hemos crecido convirtiéndose sus coplillas en una auténtica banda sonora de nuestras vidas. Ahí radica la grandeza de unos de los mejores músicos y letristas de este país y a la postre de los añorados Enemigos; por ello aunque en su búsqueda incesante de nuevas sensaciones, sonoridades, etc. tuviera que poner un punto y seguido a su trayectoria enemiga, no cabe duda de que todo lo que se propone es cuestión de pelotas y este nuevo proyecto no se lo ha zampado ya, habrá que esperar a que el Maestro nos vuelva a enseñar todo lo que hay por delante; que es mucho y no bastante.