La remasterización de los cuatro fabulosos o la gallina de los huevos de oro

1
7

Los Cuatro Fabulosos son un pozo sin fondo. Una auténtica mina de oro. De ellos, se ha dicho, se ha contado, se ha vendido casi todo. Los recovecos más insospechados se rebuscan para ganar algo más y explotar el mito. Uno de los productos musicales más rentables parece que no se agota, 46 años después de la publicación de su primer disco.

De manera atónita, asisto, de nuevo a otra vuelta de tuerca. El próximo 9 de septiembre se prevé el lanzamiento del videojuego “Rock Band”, en el que se podrá jugar a ser un “beatle”. Afortunadamente la tecnología no podrá resucitar la azarosa y milagrosa vida de los cuatro de Liverpool, sumergidos en una espiral esquizoide, en la que, solamente ellos mantenían su lucidez (casi) intacta. Me refiero a su mágica y prodigiosa lucidez musical, claro. Personalmente, sufrieron heridas profundas difíciles de reparar: John, el más vulnerable de los cuatro, supo sacar petróleo de sus altibajos emocionales, creando una obra íntimamente desgarradora.

Espacio publicitario

El mismo día de la aparición del videojuego, se lanzan las ediciones remasterizadas de los 12 álbumes originales, además de “Magical Mistery Tour” y los dos volúmenes de “Past Masters” (una asombrosa y suculenta recopilación de sus caras “B” y tomas alternativas). Cada álbum remasterizado incluye la portada original aparecida en el Reino Unido (por razones meramente comerciales, los Beatles publicaron discografías distintas en el Reino Unido y en los Estados Unidos, con el consiguiente cabreo de los cuatro), comentarios y notas nunca antes publicadas y fotos raras y nunca antes vistas. Por si fuera poco, al menos en las primeras tiradas, cada disco incluirá un DVD documental acerca del proceso de grabación e historias paralelas correspondientes a cada álbum

Otro reclamo para puristas y obsesos: Sus cuatro primeros álbumes británicos (“Please, Please Me”, “With The Beatles”, “A Hard Day’s Night” y “Beatles For Sale”) aparecerán, por primer vez en CD, en estéreo.

¿Se creían que las mentes comerciales calenturientas habían agotado ya su invención creativa? Pues otra segunda colección de CDs se publica también, esta vez la denominada “The Beatles In Mono”, que incluye diez álbumes de la banda publicados tal y como se grabaron, esto es, en glorioso monoaural.

¿Qué se les ocurrirá cuando se conmemore, el próximo agosto, la publicación de una de las obras capitales, no solamente de los chicos descarriados de Liverpool, sino de toda la historia de la música, el sublime “Abbey Road”?

Apuesten por lo más disparatado e intrincado. Seguro que acertarán

Más información y extractos de los documentales en

[url]www.thebeatles.com/core/home/ [/url]

[img]http://www.requesound.com/imagenes/Abbey%20alternative.jpg[/img]

  • Anónimo

    Esto de las reediciones remasterizadas tiene un peligro… en algunos casos lo único que consiguen es que suenen muchísimo peor que los originales y se llega a casos como en el Live Rust de Neil Young que llegaron a cortar parte del solo de Cortez the Killer para que el disco no sobrepasase el minutaje que cabe en un CD. Aparte como comentas meten material adicional como sea con tal de poder presentar la edición como diferente, cosas que en este caso pues todavía quedan McCartney y Ringo para al menos dar una pataleta porque en otros como en el de Hendrix sacaron incluso un “Electric Ladyland: Alternate Takes” que contiene, más que tomas alternativas como reza el título, pruebas de grabación, primeros ensayos de canciones e incluso trocitos mínimos e incompletos de lo que despues formaría el disco, algo que en vida del artista sería impensable que nadie se atreviese a sacar. La pela es la pela y el respeto no tiene nada que hacer contra eso.
    Pero bueno, en lo que se refiere a Rock Band (y por extensión Guitar Hero) son dos videojuegos que acercan a la chavalada actual una música que de otro modo no escucharían, así que no me parecen mal (e incluso son bastante divertidos para quien nos gusta la música)