La Vida Al Límite: Un Homenaje a Nico

0
22

[img]http://www.requesound.com/imagenes/Nico.jpg[/img]

Parece que estoy destinado casi siempre a escribir sobre muertos, debe ser que uno ya se está haciendo mayor y los artistas que poblaron y que pueblan mis referencias se han ido físicamente hace tiempo o se están yendo de manera irremediable, año tras año.

Espacio publicitario

Christa Päffgen, más conocida como Nico, musa del “underground” neoyorquino, cantante con los Velvet Underground, murió hace veinte años. Aparte de su evidente estilo, carisma y sorprendente belleza, Nico absorbió, sobre todo, el talento inmenso de su protector musical, John Cale, quien, ahora, organiza todo un homenaje a través de su espectáculo “Life Along The Borderline – A Tribute To Nico”, que se presenta este sábado en Londres, en el Southbank Centre; colaboran, entre otros, James Dean Bradfield de los Manic Street Preachers, Peter Murphy de los Bauhaus o los Guillemots.

John Cale fue el productor y alma musical de la mayor parte de su obra en solitario; según Cale “Tenía esa habilidad de crear un ambiente dramático dondequiera que fuera. Su verdadero talento era la determinación, desde luego. Habiendo triunfado como modelo, se dedicó completamente a escribir canciones y, en esa época, reinventarse era muy difícil. La gente del cine podía reinventarse con la ayuda de empresas de relacione públicas, pero Nico siguió adelante y lo hizo sola”.

Nico nació en 1938 y, a mediados de los cincuenta ya triunfó como modelo. Incluso apareció, si bien por unos instantes, en la película de Fellini “La Dolce Vita”. En los sesenta, después de triunfar en París y de aparecer en las revistas de moda más prestigiosas, se va a Nueva Cork y entra en el círculo artístico de Andy Warhol, en el que se encontraba la Velvet Underground.

Cale recuerda cuando conoció a Nico: “Estábamos traspuestos cuando vimos a esa diosa alemana. Habíamos tenido mujeres en el grupo antes y no había funcionado. Pero en el momento en que Lou escribía las canciones, entonces cobró sentido. Sus canciones eran auténticos estudios psicológicos. Cuando escuché la voz de Nico, cuando la escuché cantar, parecía un tanto extraña, algo monótona, pero tenía esa fragilidad…..y eso fue lo que funcionó”.

Después de estar en la Velvet (grupo que abandonó por disputas con Lou Reed), Nico se lanzó a su trabajo en solitario, con colaboradores muy ilustres (El propio Reed, Jackson Browne, Tim Buckley…..y, por supuesto, John Cale), aunque su querencia desesperada por la heroína la sumió, poco a poco, en una desgana existencial.

De nuevo Cale: “Nico fue una mujer que realmente se odiaba a sí misma. Sus experiencias, ser una chica alta y rubia, no eran de ningún modo persuasivas. Muchísima gente se aprovechó de ella. Mira cómo aparece en La Dolce Vita – esta preciosidad es presentada como “La Vaca Alemana”. Es una apreciación que la marcó para siempre y la hizo construir un muro protector alrededor suyo. Después de eso, esa coraza fue impenetrable”

A los 49 años, Nico murió en Ibiza en un accidente absurdo. Cayó de la bicicleta, golpeándose en la cabeza. Resultado: muerte por hemorragia cerebral. Una muerte absurda para alguien que vivió al límite.