Ladinamo Vs. PP

0
39

Más de cien firmas de personalidades relevantes de la vida cultural, política o social apoyaron la decisión de Ladinamo de no acatar la prohibición del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid del concierto que Fermín Muguruza y otros artistas llevaron a cabo el pasado 22 de mayo. Apenas 24 horas después de que esta pequeña asociación realizara su llamamiento de apoyo se habían recibido más de 180 adhesiones, con nombres tan destacados como Eduardo Galeano (escritor), Manu Chao (músico), Iñaki Gabilondo (periodista), Fernando León de Aranoa (cineasta), Achero Mañas (cineasta), Gaspar Llamazares (coordinador general de IU y diputado en el Congreso de los Diputados), Eduardo Madina (diputado del PSOE en el Congreso de los Diputados y Secretario General de las Juventudes Socialistas en Euskadi), Elena Anaya (actriz), Guillermo Toledo (actor), Manuel Rivas (escritor), Tristán Ulloa (actor), Icíar Bollaín (cineasta), Bernardo Atxaga (escritor), Javier Bardem (actor) o Carlos Berzosa (rector de la Universidad Complutense de Madrid).

Estas firmas apoyan la actuación de Ladinamo cuando el pasado 21 de mayo el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid, a través de su Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia y Política Interior, decretó con veinticuatro horas de antelación la prohibición del concierto de Fermín Muguruza Kontrabanda y otros artistas reunidos para festejar el veinte aniversario del EZLN y los diez años del levantamiento zapatista. Pese a esta prohibición, el concierto organizado por este proyecto cultural con el apoyo del Ayuntamiento de Rivas, se celebró tal y como estaba previsto en el polideportivo de esta localidad madrileña gobernada por IU.

Espacio publicitario

Ladinamo decidió “responsable y conscientemente seguir adelante con la celebración del evento”, según el comunicado de adhesión de firmas que se leyó en rueda de prensa en el local sede de la asociación ubicado en el madrileño barrio de Lavapiés. Las razones esgrimidas son dos: “Primero, por una mera cuestión de sentido común, con dos mil entradas vendidas por anticipado, la repentina suspensión del concierto podría haber causado graves y peligrosos incidentes de orden público.
Segundo, porque más tarde entendimos que estaba en juego algo más que la celebración de un concierto y que estábamos frente a una decisión eminentemente política que atentaba contra las libertades y la cultura de la Comunidad de Madrid”.

“Estamos preocupados por la conservación de este espacio público cuya vida cultural es tan importante tanto para este barrio cuanto para el resto de Madrid”, dijo Ángel Luis Lara, participante de Ladinamo, en la rueda de prensa. “Al día siguiente del concierto dos policías municipales se presentaron en el local para pedir la licencia de apertura del mismo”, según Lara, “una licencia que lleva en trámite dos años”.

“Es triste que siempre tengamos que defender los espacios en los que se llevan a cabo actividades culturales que se escapan un poco de las maneras de ver las cosas de la clase gobernante”, dijo Javier Corcuera, director de cine que ha participado en este espacio con talleres gratuitos de cine y otras actividades. “La gente de la cultura que hemos firmado no vamos a permitir que esto ocurra”, concluyó el realizador de La espalda del mundo. “No se van a atrever a hacer nada porque los apoyos que han recibido esta asociación son demasiado contundentes”, añadió Pedro del Cura, concejal de Infancia y Juventud del Ayuntamiento de Rivas Vacía Madrid, “si siguen por ahí se van a encontrar el ayuntamiento de Rivas de frente”.

Ladinamo es un proyecto cultural creado en Madrid hace dos años que edita una revista bimestral gratuita, tiene una pequeña editorial de libros, un grupo de danza, otro de teatro, otro de DJs y regenta un local en el barrio de Lavapiés. Más información en www.ladinamo.org.

Texto de adscripción:

El pasado sábado 22 de mayo, la