Los Marañones Y Sus Principios: Nuevo Disco

3
182
portada

Para los que merodeamos de vez en cuando por la selva virtual – salvaje, despiadada, impúdica – nos hemos podido encontrar con una declaración de principios, firmada en enero de 1987. Por aquel entonces, cinco veinteañeros de Murcia, que se convertirían en los Marañones (de hecho ya afirmaban con rotundidad solemne y con una pizca de orgullo “somos LOS MARAÑONES”), asentaban una serie de creencias, deseos que necesitaban materializarse: se trasluce un entusiasmo apasionado, presentándose humildemente y siempre oteando el futuro.

Espacio publicitario

25 años más tarde, esos muchachotes han podido darse de bruces con la realidad descarnada que la madurez ofrece, pero su ilusión y, sobre todo, su frescura y su capacidad de disfrute conservan sus esencias. Acaba de publicarse su nuevo disco (su número doce, en el año dosmildoce) y siguen perseverando en muchos de sus principios que se han demostrado inamovibles: siguen componiendo sus canciones, producen sus discos, y, lo que es más importante, siguen adelante después de todos estos años. Su último disco “Historias Sin Principio Ni Final”, con pinceladas diferentes, matices multicolores (destellos de música americana, pizca de ritmo ska, funk, eternas y reconocibles referencias a los Beatles) que enrocan el sonido “marañón” inconfundible.

Definir un sonido propio, como se evidencia, una vez más, en este su último trabajo es una tarea que solamente un grupo como el murciano puede conseguir: sus componentes tienen proyectos musicales diversos, pero regresan a la banda como un hogar en el que desarrollar su devoción adolescente. Han sabido construir un microcosmos musical propio ¿pueden muchos decir lo mismo?

Ricardo Perpén, el marañón invisible, sigue componiendo las canciones junto a Miguel Bañón, Román García y Pedro Jiménez, en algunos casos. Su impronta es decisiva en el sonido de la banda: de hecho son los mismos que componían y ensayaban “entre vinos y gaseosas” y los mismos que rivalizaban en distintas bandas en los lejanos tiempos de colegio. Probablemente sigan tocando y componiendo solamente para ellos.

Lo que sí se ha cumplido con creces desde esa solemne declaración es que han redimido a alguien con su música. Siguen redimiéndome cada vez que publican un puñado de tan buenísimas canciones. Una melodía marañona puede salvarte un día de derrota amarga. Les escucho con atención, “aplicada escucha” y mi opinión “es sincera”: Los Marañones es un grupo completamente atípico. No quiero definir su último disco, sencillamente porque es indefinible, inclasificable, no etiquetable. Simplemente es otro disco de Los Marañones: una hazaña hercúlea, un espécimen único.

Después de 25 años, Los Marañones siguen siendo el grupo “indie” de rock and roll español por excelencia.

Todas las fotos de Txus

  • ANGEL

    Siento discernir. Tengo todos los discos de los Marañones desde que x el 87 u 89 los oí en la semana de bienvenida universitaria junto al campus de la Merced, y sí, han cambiado. Son apenas reconocibles la mitad de sus canciones del último disco en el que yo creo que la influencia de Perpén ha ido subiendo desde que está con ellos como definitivo Marañón, al menos en los conciertos y creo que en los discos también. Se escuchan matices de pop, pero el rock no está por ningún lado.Saturadas muchas de las canciones por los teclados del nuevo Marañón, algunas de sus canciones podrían ser del repertorio de la Orquesta Topolino(sí, la de “tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera, me da leche merengada,etc,etc… y la de la “Casa de papel, de papel, aloriohihú”. Otras, como la pista 6 y 7, y alguna más del final independientemente del tipo de música o etiqueta que le quieras poner, si son canciones marañonas. Creo que la cuarentena larga, larga, les está afectando demasiado (como a todos, por otra parte). De todos modos, un disco flojo de los Marañones, es mejor q 3 de cada 4 discos que suenan en los 40 criminales, x lo que, seguramente, volveré a comprar su próximo disco, aún corriendo el peligro de darte de bruces como con este. Se espera mucho de ellos porque son muy,muy buenos, y hay q exigir al que sabe.

    • MRGIGI

      Estimado Angel, es de justicia al menos no confundirme a mí, Ricardo Perpén, con Carlos Campoy, teclista de los Marañones, sobre todo porque él no tiene ninguna culpa de que cada vez te gusten menos las canciones y además es un músico excepcional. Tu dices que han perdido el sonido rock del principio. He de suponer que te refieres a discos como Bailar Agarrao (en dónde yo ya no estaba en el grupo) o la Revolución, más próximos al rock urbano de leño, por ejemplo, en donde las mayoría de las canciones son de Miguel que en aquella época también estaba bastante influenciado por Enemigos. Mis canciones han seguido siempre el mismo rumbo desde Black Experience hasta este último disco (Historias) que por cierto podría haber conformado un Sangrilá doble, puesto que la mayoría de las canciones se compusieron en la misma época que las de Sangrilá. Vengo a aclarar todo esto porque se acusa a los Marañones de haber cambiado de estilo con el tiempo. No es así. Ellos siempre se han basado esencialmente en las canciones que yo propuse. Los dos únicos discos en dónde se evidencia un rock más descarnado, como dije antes, es en Bailar Agarrao, donde 10 canciones son de Miguel y 6 mías; en La Revolución, 3 de Miguel y 3 mías; y en el de Los Marañones en directo donde hay 11 de Miguel y 6 mías. En realidad esa época donde Miguel hacía el tipo de rock de Quiero Bailar Agarrao o La Revolución, fue la menos marañona y la más atipica porque Miguel antes de esos discos y después siempre tuvo más preferencia en su gusto musical por el pop melódico, y como es evidente, volvió al estilo de música que siempre le había atraído más. Felicidades a Requesound por mantenerse al pie de cañón. Un saludo,
      R. Perpén

  • txus

    Hola Angel. Bienvenido.

    Yo creo que no es a eso, a lo que se refiere el señor Ragtime con el artículo. Por supuesto que Los Marañones han cambiado en 25 años. Si continuasen con las mismas canciones que en el Experiencia Negra (omv, GREEN 4, – 1989) serían un royo de grupo. Evidentemente han evolucionado y su música ha ido cambiando y pasando por diferentes estilos.
    Sin embargo, cuando escuchas una canción de Los Marañones, sea de la época que sea, reconoces ese sonido marañon. Un sonido propio totalmente identificable y de una calidad sublime. Eso, lo han mantenido durante 25 años. Siempre han sido un grupo destacable, alejado de los intereses comerciales y de las modas pasajeras. Esos son los principios de los que habla el artículo.
    Por otra parte, la influencia de Perpén siempre ha estado presente en el grupo. Está en Los Marañones desde el principio. Creo que has confundido a Ricardo Perpén, compositor de muchísimas de las canciones y fundador del grupo, con Carlos Campoy, teclista del grupo.
    Evidentemente el sonido de Carlos Campoy en las nuevas canciones es notable. Igual que lo fue el sonido de Joaquín Talismán en los discos en los que participó (Matando el tiempo (Facedown/Edel1997) y Sangrilá (Alkilo 1999)).