Obituario: Ron Asheton

0
24

Como bien dice nuestro querido Javi, el pasado día de reyes, Ron Asheton, guitarrista original de los Stooges, se despidió de este mundo material. Ser miembro de los Stooges imprime carácter……o bien, debías tener carácter para entrara a formar parte de un grupo como los Stooges.

Espacio publicitario

Asheton, originario de Washington, pero afincado desde la infancia en Ann Arbor, cerca de Detroit, tenía un carácter adecuado para entrar en la banda de La Iguana. Desde pequeño tuvo inclinaciones que podríamos denominar “políticamente incorrectas”: Era el tipo raro en el colegio. Siempre me llamaban el “Beatle gordo”, pues solía llevar a diario trajes inspirados en los Beatles…..No tenía muchos amigos. Me sentía inclinado por toda la memorabilia nazi. Iba a clases de alemán y recitaba discursos de Hitler. Llevaba chapitas de las SS al colegio y dibujaba esvásticas en mis libros escolares”.

En 1965, Asheton y su vecino y amigo Dave Alexander (posterior bajista de los Stooges) viajaron al Reino Unido, con parada obligatoria en la cuna de los Beatles, Liverpool. Allí, pudieron asistir a una actuación de The Who en The Cavern: “Nunca vi a ningún grupo volverse tan loco, sobre todo cuando Townshend empezó a machacar su Rickenbacker contra el suelo. Fue cuando me di cuenta definitivamente que eso era lo que quería hacer”.

Expulsado del colegio por su actitud un tanto “inadecuada”, Asheton forma un grupo llamado The Chosen Few (entre cuyos miembros también se incluía a Dave Alexander) y conoce a un tal James Osterberg, quien se convertiría en Iggy Pop. Con el tiempo, los Stooges, después de intensos y caóticos ensayos en la casa del propio Asheton, debutan en el Grande Ballroom de Detroit, abriendo para los MC5 y ejecutando toda una performance artística. Después de varios batacazos artísticos (telonearon a Cream en un concierto desastroso), un cazatalentos de Elektra Records les ficha, atraído fundamentalmente por la actitud iconoclasta y anárquica del grupo.

En 1969, el grupo graba su primer álbum en Nueva York, contando en la producción con el gran John Cale: “Solamente teníamos tres canciones. Así que volví al hotel y regresé, al cabo de una hora, con los riffs de “Little Doll”, “Not Right” y “Real Cool Time”. Era la primera vez que entrábamos en un estudio de grabación, no teníamos demasiada experiencia con los instrumentos y tocamos lo más alto posible. Cale intentaba hablar con nosotros pero no podíamos oírle”.

El grupo y la música que, quizás, más influencia ejerció en el movimiento “punk” estaba en marcha. Sin embargo, después de la grabación de su segundo álbum “Fun House”, los Stooges se enzarzaron en el proceloso mundo de los narcóticos, siendo Asheton el único que no se metía caballo. Como consecuencia de ello, Elektra les manda a la puta calle.

Dave Alexander es expulsado del grupo, siendo sustituido por otro colega de Asheton, James Williamson. Mientras, las fricciones en el grupo eran evidentes. Según contaba Asheton: “Iggy se había ido a Nueva York. Allí conoce a David Bowie, quien le invita a comer y le presenta a su manager Tony Defries. Al día siguiente DeFries contacta con Clive Davies, de CBS y le consigue a Iggy un contrato de 100.000 dólares”.

Intentando encontrar músicos para el nuevo contrato y disco de Iggy, no pudieron encontrar a nadie mejor que a Asheton y a su hermano Scott, baterista de los Stooges. En el disco “Raw Power” (grabado en Inglaterra en 1973), mezclado por el propio Bowie, Asheton se encarga del bajo y el protagonismo compositivo pasa a Iggy y a Williamson.

Debido al fracaso comercial del álbum, CBS despide a los Stooges y Asheton se aleja del mundo de La Iguana, intentando conformar dos bandas paralelas: New Order (no confundir con la banda de Manchester) y Destroy All Monsters, ambas con miembros de MC5.

Abordando reuniones esporádicas con grupos seguidores del espíritu de los Stooges, Asheton, al mismo tiempo, se convierte en actor especializado en filmes de horror, algo completamente acorde con su excéntrico temperamento. En 2003, toca en cuatro temas, por primera vez desde 1973, con Iggy Pop, en el álbum de éste “Skull Ring”

Acepta ser parte de la patética reaparición de los Stooges en 2005, con algunos conciertos memorables como el que dieron en el Hammersmith Apollo de Londres, en el que tocaron “Fun House” en su integridad.

Un tipo que tuvo una actitud “punk” mucho antes de que el avispado de Malcolm McLaren se sacara de la manga el impacto comercial de los Sex Pistols, sin que nunca fuera un virtuoso, supo combinar dosis justas de fiereza, provocación y mala ostia.

Menudo follón que estará armando allá dónde esté