Paleo Festival Nyon 2009

11
43

En un lugar de la Ginebra, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que residía un Festival de los de fuegos en prados, andanza antigua, variada gastronomía y conciertos de relumbrón.

Espacio publicitario

Algo así hubiese  dicho el bueno del manco, si en vez de pobres hidalgos, escribiese de Festivales lejanos. Paléo, se sale de todo lo común en los festivales conocidos; música y nada más que música. Paléo es más que eso, por así decirlo es como si a las fiestas de tú pueblo dejar de ir la “Orquesta Rayo” y van los Arctic Monkeys.

Se considera el segundo festival más importante de Europa, por detrás del Sziget Festival. Se trata de un festival que se  celebra la última semana del mes de Julio, de martes a domingo, si, 5 días de festival. Lo más impresionante es que las entradas, se agotan dos horas después de su puesta a la venta, todos los años. Aún así dejan a la venta unas 1000 entradas para cada día, no duran mucho ní en taquillas, ní en internet.

Pues entre 5 días te puedes encontrar a Kaiser Chiefs, Franz Ferdinand, Moby, Tracy Chapman, Placebo, Prodigy, White Lies, The Thing Tings y hasta a Ska-P (que tuvo muchísimo tirón) y La Pulqueria. No les ha salido muy rockero que digamos.

Pero Paléo va mucho más alla de eso.. La gracia de Paléo es ir, ir a verlo todo, a saborear comida de cualquier rincón del mundo (que rica estaba la brocheta Wapiti de Canadá), como el stand de Paëlla, y si os digo la verdad tenia buena pinta, como es obvio no la comí. Pasear por toda su extensión es, en algunos momentos, más interesante que la oferta musical. Es alucinante ver a familias enteras dentro de un festival, desde niños de na mas de 2 años, hasta abuela con abuelete de la mano. Botellas de vidrio, sin ningún incidente, vasos de plástico retornables, ah.. y con total libertad para meter comida, bebida, cámaras y lo que usted quisiese o quisiera…

También tiene una propuesta preciosa. “Village du Monde “, este año dedicado a la India. Toda una zona con bares, conciertos, ambientación, restaurantes, tiendas, comida y vida india. Por un momento podías pensar que estabas en Nueva Delhi y Mumbai. Es algo que no se suele ver en ningún otro sitio. Lo más destacable, en cuanto a música se refiere..

La Route Des Fils Du Vent, un conjunto de profundas tradiciones gitanas, tres formas de ver una tradición y cultura musical de una raza. Flamenco, música India y orquesta Rumana (que olor a Kusturica, uhm) combinadas a la perfección. Cante, baile, danza, canción, guitarras flamencas, bongos y timbales, flautas traveseras, todo bien conjuntadito… Normalmente andan de giras mundiales

Por otro lado, otro punto fuerte fue Erik Truffaz & Benares Project (Avec Indrani & Apurba Mukherjee, Malcolm Braff). El trompetista suizo se une al grupo indio para hacer puro jazz de raíces, impresionante. También, maestros del Citar, Jakires, bailes Bollywood, en serio, otro festival dentro de un macro festival.

Bueno, pues desde la experiencia de uno, dentro de 230.000 espectadores, alucinado…

 

 

 

 

Ahhhh… más fotos en www.flickr.com/photos/godoone/sets/72157621873257048/