Señor Mostaza – Mundo Interior

0
64

Cuando Hall Of Fame se mueve nos tenemos que poner en guardia. Y es que esta compañía sólo edita cosas bonitas. Esta vez el turno es para el último disco de Señor Mostaza. Aquí os pongo la nota de prensa del disco:

Luis Prado es un gran pianista, un buen batería y un cantante peculiar, y eso lo saben todos los músicos que lo han escuchado. Además es un gran letrista, y eso lo van a saber hasta las chicas con aparato, Arconada y Jose Luis Garci……. Paco Tamarit y Alejandro Climent son aún más peculiares y endemoniados guitarrista y bajista, respectivamente. Junto a ellos engendró a The Flauters en la segunda mitad de los noventa, el mejor exponente de pop inglés cantado en castellano de la costa levantina. Ahora (con la reciente incorporación de Eduardo Olmedo a la bateria) conforman Señor Mostaza, ente musical
que da vida a las composiciones de Prado.
Después de su debut con las 7 canciones de Pianoforte Ep (Hall Of Fame – 2002) Señor Mostaza vuelve a la carga con Mundo Interior, un álbum hecho y derecho, producido por Carlos Raya (M-Clan), que incluye 12 gemas en clave pop-rock, con ecos a Beatles, Supertramp, ELO, Beach Boys, Madness, Kinks, Stones, Ben Folds, Who, ……y que bajo una apariencia sencilla y fácil de escuchar, esconde composiciones de extremada calidad, estructuras endemoniadas en tonos inusuales y textos en castellano que nos hablan de chicas con aparato, José Sacristán, Fiorella Faltoyano, Miguel Bosé, el Museo de las Ciencias, los ex niño prodigio, el talento, el no-talento, el ser y no ser un bohemio, el saber y el no saber perder… y sobre todo del mundo interior, un mundo interior absolutamente personal al que no se sabe muy bien cuando tomar en serio y cuando no y que convierten, sutilemente, la tragedia de la vida en telecomedia de sobremesa. Señoras y caballeros, niños y niñas, abuelos y abuelas, rockeros y poperos, expertos musicales y aficionados sin oído, pasen y vean el Mundo Interior de Señor Mostaza.

Espacio publicitario

Compartir
Artículo anteriorLos Deltonos – GT
Artículo siguienteEntrevista a Hendrik Roever