Soul: La música como arma

4
36
“Soul is the expression of a black solidarity, of the pride of a nation who wanted to end up with these centuries of segregation and who had found in these chants the practical means to claim its identity and spirituality.”
(Peter Guralnick)

I was born by the river in a little tent
Oh and just like the river I’ve been running ever since
It’s been a long, a long time coming
But I know a change gonna come, oh yes it will

It’s been too hard living but I’m afraid to die
Cause I don’t know what’s up there beyond the sky
It’s been a long, a long time coming
But I know a change gonna come, oh yes it will

Espacio publicitario

I go to the movie and I go downtown somebody keep telling me don’t hang around
It’s been a long, a long time coming
But I know a change gonna come, oh yes it will

Then I go to my brother
And I say brother help me please
But he winds up knockin’ me
Back down on my knees

Ohhhhhhhhh…..

There been times that I thought I couldn’t last for long
But now I think I’m able to carry on
It’s been a long, a long time coming
But I know a change gonna come, oh yes it will

(Sam Cooke)

La segregación racial era un hecho completamente admitido y legalmente establecido (veánse, en el Sur, las denominadas leyes “Jim Crow” que establecían medios de transporte, alojamientos, escuelas, restaurantes, bares…exclusivamente para negros) en todo el sur de EEUU, en el contexto político y social en el que nos enmarcamos, es decir, desde la Gran Depresión de 1929 hasta la inmediata postguerra (1945 en adelante). Durante la Segunda Guerra Mundial A. Philip Randolph organizó una marcha en varias ciudades norteamericanas para protestar por la discriminación racial en la industria armamentística y en las propias fuerzas armadas. La presión de la desobediencia civil hizo que Roosevelt decretara la no discriminación en la contratación de trabajadores para el Gobierno y la industria de defensa.

El jazz y, en una escala más reducida el blues, supuso toda una manifestación de la idiosincrasia del pueblo negro, con figuras prominentes, reconocidas por el público blanco, como Duke Ellington o Billie Holiday que iban rompiendo fronteras raciales a través de un lenguaje universal.
Sin embargo, y sobre todo en el Sur, los negros en ningún modo podían desenvolverse de manera libre en la sociedad y cultura norteamericanas de la época. La música negra supuso toda una revolución, una fuerza poderosa que tuvo una influencia decisiva para hacer desaparecer una de las lacras más destructivas de la sociedad del país de la libertad.

Esta es la historia de una música que nació del Sur y creó un nuevo Sur en los EEUU

Los padres fundadores: Ray Charles y Sam Cooke
RAY CHARLES

El año que Ray Charles nació, 1930, toda Norteamérica estaba bajo la negra influencia de la Depresión. Según Charles, nacido en Albany (Georgia), “incluso en comparación con otros negros, estábamos en el último peldaño de la escalera. Nada había por debajo de nosotros, excepto el suelo”. Después de que su familia se mudara a Greenville (Florida), Charles experimenta dos grandes golpes traumáticos: la muerte de su hermano George y su propia ceguera, causada por el glaucoma a la edad de siete años. Su madre le instó a valerse por sí mismo y a afrontar los reveses de la vida: “Me dejaba que cometiera mis propios errores, dejaba que descubriera el mundo por mí