STAX, magia y precisión, los orígenes.

12

[img]http://www.requesound.com/imagenes/stax.jpg[/img]“The record business was fun while we were building it into something. But after it was built, it was just business.” (Estelle Axton, co-fundadora de Stax records)

“She was the heart and soul of that whole place,” (Steve Cropper)

“When my husband asked me how I thought we were going to raise money for the music business, I said we could mortgage the house. He told me I was out of my mind. He said if we did that we’d soon be living in a tent,” (Estelle Axton)

La historia de la música negra norteamericana se detiene en Memphis, ciudad clave en el proceso de desarrollo de lo que hoy conocemos como “rock”, santificada fundamentalmente por ser la ciudad adoptiva de Elvis, aunque todos los caminos de la música norteamericana confluyen en Memphis, así que Elvis tuvo necesariamente que pasar por allí. En Memphis, un oficinista de banca Jim Stewart tuvo los arrestos necesarios para fundar una empresa discográfica, con la colaboración inestimable de su hermana Estelle. La verdad es que los hermanos Stewart provenían de una familia cuyas características no hacían sospechar lo que se vendría encima: habían crecido en una granja familiar en Middleton (Tennessee), es decir, verdaderos paletos de pueblo.

[img]http://www.requesound.com/imagenes/cartel.jpg[/img]Estelle, la paleta en cuestión, tuvo que convencer a su marido para que hipotecara la casa familiar con el objeto de poder ayudar a su hermano en su incipiente negocio de la industria musical. Ella misma lo recordó años más tarde: “tenía 40 años. Me acuerdo del día en que firmamos los papeles. Fue el 14 de febrero de 1958, el día de San Valentín”. La hipoteca ascendió a 2500 dólares, lo que sirvió para agenciarse el primer equipo de grabación para la flamante nueva empresa discográfica, Satellite Records. Un año antes, Stewart empezó a tantear grabaciones caseras de “country” en el garaje del tío de su mujer, al norte de Memphis. Una vez trincada la pasta, se trasladaron a un local de Brunswick (Tennessee), en realidad un viejo almacén de mercancías.

Estelle, una vez más, consiguió más pasta refinanciando su hogar y agenciándose 4.000 dólares, con los que se trasladaron al edificio del abandonado teatro Capitol, en el 926 de McLemore Avenue, en Memphis.

[img]http://www.requesound.com/imagenes/booker-t.jpg[/img]Allí, convirtieron el antiguo mostrador de golosinas en una tienda de discos, además de contar con el rudimentario estudio de grabación. Por allí se pasaban chicos aficionados a la música, curioseando en la tienda y husmeando en el estudio. Uno de esos curiosos, un adulto, fue el gran Rufus Thomas, disc-jockey de la cadena de radio de Memphis WDIA y ya avezado músico e intérprete (había grabado para el sello local Sun records). Junto a su hija Carla, convencieron a los audaces hermanos Stewart para grabar lo que sería el primer éxito de Stax (por entonces todavía Satellite) “Cause I Love You” un dueto de los Thomas que sería celebrado en el Sur, suponiendo un volumen de ventas de 20.000 copias.

El hijo de Estelle, Packy Axton, tocaba en el local y se reunía con colegas del instituto y otros talentos locales, que cambiarían la historia de la discográfica de su madre. Formaron un grupo llamado los Mar-Keys (antes llamados los Royal Spades) compuesto inicialmente por el genial Steve Cropper a la guitarra, el bajista Donald “Duck” Dunn, Jerry Lee Smith a los teclados, Don Nix al saxo barítono, Wayne Jackson a la trompeta, Terry Johnson a la batería y el propio Packy al saxo tenor: chicos blancos abducidos por los ritmos negros que proliferaban en el Sur profundo. En 1960, ya contratados para servir como músicos de sesión de Satellite – todo un caramelo en dulce para los entonces pipiolos – grabaron un instrumental “Last Night” compuesto por otro jovencito prometedor, Chips Moman (junto a Spooner Oldham y