Zuma Birds es un auténtico power trío de los que todavía hacen música como cuando el rock significaba algo. Y con Contact Light muestran que aún es posible hacerlo. Un disco que es en su conjunto como un western crepuscular en una psicotrópica dimensión paralela. Historias de carretera, pasiones, amor y esperanza, adornadas por certeras melodías, inspirados arreglos, grandes solos y una voz muy personal acompañados por una muy notable producción.

El disco arranca con un potente riff de ascendencia sureña y una historia de carretera y búsqueda de libertad llamada –como no- Easy Rider, que tras atravesar una autopista intergaláctica aterriza en el tema más puramente rock americano del disco, Deadhead Suzie, donde con unas guitarras entre el power pop y el country y un piano honky tonk, nos cuentan las aventuras de una fiel seguidora de los Dead.

Espacio publicitario

A partir de aquí nos encontramos con la contundente A Town With No Name, de ritmo sincopado que acaba lanzándose a toda máquina a una poderosa tormenta de wah, riffs épicos al más puro estilo Neil Young (no hay lugar a engaño en el nombre de la banda) -como en Let Me Follow You Down-, el folk rock de King Of The Mountain con un inspirado guiño a los Allman Brothers y otro al garaje y psicodelia 60’s, que termina en un solo desbocado y va a parar a la onda soulera de Drifter, que por unos momentos se detiene a mostrarnos los salvajes e inhóspitos parajes que recorre el protagonista.

Con The Midnight Train volvemos al rock Americano con la locomotora traqueteando por la vía hacia el cierre del disco, el western cósmico She Got Stars In Her Eyes, una extraordinaria canción cuyo estribillo te atrapa y acaba rondando tu cabeza como si hubiera estado ahí toda la vida, y que pone el letrero de Fin a galope tendido.

En total ocho canciones que van más allá del concepto Estrofa-Estribillo, donde los juegos instrumentales entre los músicos aparecen para pintar los paisajes y sensaciones de las historias que cuentan, y donde el trabajo de Rui Barbosa a la batería, Toti García al bajo, y Shakin’ David a la guitarra, teclados y voz es sobresaliente.

Aquí pueden escuchar y comprar el disco: https://zumabirds.bandcamp.com/releases

Y por cierto, Shakin’ David, escribe un blog musical junto a Olivia LH centrado sobre todo en la escena jam y en los maravillosos Grateful Dead que no tiene desperdicio, así que si tienen curiosidad, entre a husmear: https://shakinstreetblog.wordpress.com/