Martin Scorsese estrena un documental sobre la figura de George Harrison en HBO

1
Un anuncio

El próximo 5 de octubre se estrenará en el canal de pago norteamericano HBO (cuna de grandes series como “Los Soprano”) el documental “Living In The Material World” dirigido por Martin Scorsese, sobre la figura de George Harrison, un tipo escondido tras la abrumadora egolatría de dos compañeros de banda (Lennon y McCartney), durante los catorce años de efectiva andadura de The Beatles.

La pasión musical de Martin Scorsese es suficientemente conocida y acreditada: ya lo demostró de manera magistral en el documental “The Last Waltz”, la amarga despedida de la carretera de The Band en el Winterland de San Francisco, el día de acción de gracias de 1976. Y lo volvió hacer rodando un documento excepcional sobre la primera etapa de Dylan, hasta que sufrió su famoso accidente de moto en 1966 y desapareció de la escena musical y mediática.

A pesar de algún sonoro tropiezo (el plano y aséptico documental sobre un concierto de los Stones “Shine a Light”), Scorsese también ha demostrado, desde su debut con “Malas Calles”, pasando por “Toro Salvaje” y llegando a “Goodfellas”, que conoce perfectamente la difícil sincronización entre música e imágenes: el ensamblaje de canciones fabulosas con escenas, planos y secuencias.

Marty pasó también una época – precisamente su época más salvaje, esnifando cocaína a raudales – viviendo con Robbie Robertson en Nueva York. Robertson recuerda que no soportaba el volumen de la música que escuchaba Scorsese de manera compulsiva en su apartamento de solteros. La época cocainómana del director llegó a su fin cuando rodó, en 1980, la crónica de una redención, que también fue la suya: “Toro Salvaje”.

En este caso, todo está por descubrir: siempre es reconfortante que se reivindique públicamente un personaje no suficientemente conocido. George Harrison fue un músico trágico: reconocido sabiamente por sus colegas de profesión, nunca llegó al gran público, excepto en contadas ocasiones. Capaz de publicar una de las obras cumbre de los setenta, su épico “All Things Must Pass”, fue, en su vida personal un tipo inquieto, también contradictorio.

Apasionado por la fórmula 1, entregado a la jardinería con devoción ( los jardines de Friar’s Park, su mansión en Inglaterra, son un auténtico espectáculo), fervoroso admirador de Carl Perkins, imbuido espiritualmente de las creencias de Hare Krishna y de la filosofía hindú, productor de cine (fundó su productora “Handmade Films y triunfó con la película de sus viejos amigos los Monty Python “The Life Of Brian”)……….

A través del testimonio de varios amigos (los evidentes Paul McCartney y Ringo Starr, Eric Clapton, su viuda Olivia Harrison – principal artífice de la película -, Phil Spector, Tom Petty, Eric Idle,…..) esperemos que Scorsese haya tejido una maravilla comparable a la que realizó sobre Dylan en “No Direction Home”. Esta semana se ha presentado en el festival de cine de San Sebastián. No he leído las críticas ni las impresiones de los más enterados.

Solamente espero arrellanarme en el sofá, con mi DVD en las manos, introducir la película en el reproductor, servirme una cerveza y absorber la magia de imágenes, música y palabras, engarzadas para presentarme una imagen lo suficientemente honesta de uno de mis músicos preferidos.

 

Espero que así sea. Y hablaremos sobre ello

 

“George Harrison: Living In The Material World”, documental dirigido por Martin Scorsese, disponible en DVD a partir del 5 de octubre en el Reino Unido y a través de Internet

Publicidad