Karate llega a España.

0
38




Cuando está de moda el flamenco-pop, rock-flamenco, latin-rock,
flamenco-jazz, flamenco-chill, opera-chill… uno se echa a temblar con
sólo oir la palabra ‘fusión’ y, es normal, nos tienen curados de
espantos. La mayor parte de la culpa de este bombardeo infumable
entendemos que es de las productoras y distribuidoras (me recuerda a
la época en la que los títulos de las películas norteamericanas de
acción se traducían al estilo de “Desafío total”, “Tierra peligrosa” o
“Contacto sangriento”). Esperemos que ciertamente sea una moda y que
sea pasajera.

Espacio publicitario

Tranquilos, Karate no hacen ‘fusión’. Qué harías tú si fueses músico y
amante del jazz y del blues más clásico y a la vez te gustaran bandas
como Fugazi o Joy Division. Pues seguramente harías lo que hace
Karate, actualmente compuesto por Gavin McCarthy (batería), Jeff
Goddard
(bajo) y Geoff Farina (guitarra y voz).

En su primer EP, grabado en Southern Records, se acercarón a tintes
‘emo’ (con los arpegios de ‘Operation Sand’). Su sonido no varió
demasiado en sus dos siguientes discos – ‘Karate’ (Southern Rec.
1995) y ‘In Place Of Real Insight’ (Southern Rec. – 1997)-,
continuaban con sus intenciones más independientes (los cambios de
fuerza de ‘Caffeine or me’ te pueden dejar K.O. y la voz y la línea de

bajo de ‘New New’ son claramente hardcore).

Con su siguiente disco,
‘The Bed Is In The Ocean’ (Southern Rec. – 1998), abandonan la crudeza
de sus composiciones y empiezan a encontrarse más cómodos en temas
mucho más relajados (‘There Are Ghost’ y ‘Outside Is The Drama’).
Pero lo bueno de estar en una compañía ‘indi’ como Southern y de ser una
banda de músicos que se mueven con la misma tranquilidad en bandas de
la escena hardcore y punk local que en proyectos mucho más intimistas
es que, de repente, se pueden permitir editar un disco como ‘Unsolved’
(Southern Rec. – 2000) en el que abandonan sus ideas más duras
buscando el sonido personal por el que ahora se les reconoce.Este cambio comenzó obviamente por las canciones, mucho más cercanas al
smooth jazz, quizá debido a que por fin habían asimilado que eran un
trío (‘The lived-but-yet-named’ podría definir la que era la nueva
actitud del grupo), y continuó con la producción de los temas (aunque
Andy Hong se haya encargado la mayoría de las grabaciones de la banda
es en este album en el que se aprecia una mayor naturalidad).

En el 2002, con los proyectos de Geoff bien asentados (tanto con Jodi
Buonanno
en The Secret Stars, como su proyecto en solitario)Karate
publica ‘Some Boots’ (Southern Rec – 2002), el que es hasta el momento
su disco más redondo. Algunos nos quedaríamos con otros como ‘The Bed
is In the Ocean’
, un disco que, quizá por estar en tierra de nadie,
atrae de manera singular. Pero siendo objetivos ‘Some Boots’ es un disco que gusta desde el principio. Y me refiero desde el principio:
‘Original Spies’, ‘First Release’ y ‘Ice or Ground’ abren el disco y
dan ganas de parar la escucha antes de que empiece el cuarto corte,
vaya a ser que el disco nos guste demasiado. Pero el disco continúa
con su ritmo relajado y relajante, para escuhar sentado.

En septiembre del 2004 publicaron su último trabajo ‘Pockets’
(Southern Rec. – 2004), un trabajo q